¿Por Qué Queremos Tener SIEMPRE La Razón?

Pareja discutiendo

Elegimos tener la razón antes que la paz y la felicidad.

¿Por qué?

En este artículo, verás:

  • Por qué queremos tener siempre la razón.
  • Cómo tratar con alguien que siempre quiere tener la razón.
  • Cómo abandonar la necesidad de tener la razón.

Un tema muy común. Y muy importante.

Entendiendo de dónde viene esa necesidad y cómo podemos manejar tanto a los demás como a nosotros mismos, mejoraremos nuestras relaciones personales de forma drástica.

¿Por Qué Queremos Tener Siempre La Razón?

Porque hay una parte de nosotros que la necesita como pez necesita el agua:

Ego

¿Y por qué la necesita?

Porque tiene miedo.

¿Y por qué tiene miedo?

Así es como funciona…

Cuando alguien pone en duda nuestros conocimientos, creencias, opiniones o puntos de vista, nuestro ego se siente amenazado. Siente que le han quitado una parte muy importante de sí: su identidad. Y cree que teniendo la razón (mostrando sus conocimientos, defendiendo su posición y haciéndole ver a los demás que están equivocados) puede recuperar esa identidad que ha perdido.

El mecanismo que está detrás es el siguiente:

No tener la razón, para nuestro ego, es una señal de debilidad. Nuestro ego desea ser «alguien» en este mundo, y si no tiene la razón, se queda vacío y se pregunta: “Entonces… ¿quién soy yo?”

¿Pero es tener la razón lo que de verdad llena a una persona por dentro?

Es posible que dudes… porque tener la razón nos hace sentir muy, muy bien.

Entonces, te hago otra pregunta: ¿es el alcohol lo que de verdad llena a un alcohólico por dentro?

El alcohol para un alcohólico es lo mismo que tener la razón para nuestro ego: una necesidad.

Una necesidad que nace de un vacío interno que ese alcohol (tener la razón) puede llenar. Pero que solo puede llenar de forma superficial y temporal; nunca de forma profunda y permanente.

Un parche.

Sin embargo…

Hay otra parte de nosotros, mucho más noble y profunda, que prefiere la paz, la armonía y el bien propio (y el ajeno) antes que tener la razón. Esa parte es nuestro espíritu, nuestra alma, nuestro ser más profundo.

Queremos tener la razón porque no conocemos la parte más profunda dentro de nosotros mismos y nos dejamos dominar por nuestro ego.

Pero no se trata de sentirse culpable: todos tenemos un ego dentro de nosotros.

todos podemos liberarnos de él.

¿Cómo Tratar Con Alguien Que Siempre Quiere Tener La Razón?

¿Qué es lo primero que te viene a la cabeza ahora que entiendes por qué una persona siempre quiere tener la razón, ahora que sabes que viene de una necesidad que no ha sido satisfecha, y ahora que comprendes que no es más que dolor que esa persona lleva por dentro?

Dalai Lama

Compasión.

Esa persona está herida.

Y aunque su ira, su expresión o lo calmado que parezca desde fuera pueda engañarte, esa persona sufre.

Poco a poco empezarás a darte cuenta de que no se trata de ti; no es algo personal. Se trata de la otra persona y de lo que lleva por dentro.

No necesitas saber mucho más para tratar con alguien que siempre quiere tener la razón. Entendiendo de dónde viene esa necesidad y de que quien te habla es su ego (y no su parte más profunda), sabrás lo que hay que hacer en cada momento. Sabrás qué decir o cómo actuar en cada situación.

Y será lo correcto.

Porque vendrá desde un sentimiento de compasión.

Sin embargo, ten en cuenta que no tiene nada de malo debatir, expresar tu punto de vista, o exponer tus conocimientos si crees que la otra persona está equivocada.

Pero cuando lo hagas…

Asegúrate de que no te has dejado arrastrar por su ego. Ni por el tuyo.

¿Cómo Abandonar La Necesidad De Tener La Razón?

Observando.

Ya sabes de dónde viene esa necesidad. Entonces, obsérvala cuando la sientas.

Observa la irritación, la impaciencia, y la ira que surgen cada vez que alguien no respeta tu punto de vista o pone en duda tus palabras.

Observa tu corazón latir más fuertemente, tu respiración agitarse, y la tensión acumularse en tu cabeza.

Es tu ego.

Esa parte de ti que siempre quiere tener la razón, pero que es, precisamente, la que NO tiene la razón…

Y recuerda que:

Tu valía como persona va mucho más allá de tener o no tener la razón.

Cuando reconoces que es tu ego el que está operando en medio de una discusión, empiezas a soltar esa necesidad. Te das cuenta de que ya no la necesitas, y de que más que bien, daño es lo que hace a los demás y a ti mismo.

Y consigues lo que realmente quieres en esta vida: paz.

Construyamos Un Mundo Sin (Tanto) Ego

Corazón

El ego y la necesidad de tener la razón es lo que ha destruido tantas y tantas cosas en este mundo: relaciones, matrimonios, familias… y lo que ha llevado a tantas y tantas guerras, crueldades y sufrimiento.

En vez de destruir, construyamos.

Queriendo, valorando y respetando a los demás por el simple hecho de que son seres humanos; no porque uno esté en lo correcto y el otro esté equivocado.

Dejando de beber ese alcohol que, en realidad, no necesitamos.

Es posible construir un mundo así.

Construyamos, todos, ese mundo.

Comparte este artículo y ayuda a construir un mundo así…

Suscríbete Y Aprende A:

Carlos Azuaje
  • Entender y calmar tu mente.
  • Gestionar tus pensamientos y emociones.
  • Encontrar quietud y paz interior.
  • Vivir mejor.
  • Vivir de forma consciente.

Comparte Este Artículo:

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on email
Share on twitter
Share on linkedin

Deja Un Comentario:

Más Artículos Interesantes:

tigre observando con atención

El Poder De La Atención

¿Qué es la atención? Conoce una técnica muy simple para prestar más atención, concentrarte mejor, y focalizar el poder de tu mente hacia tus objetivos.