¿Por Qué Las Personas SIEMPRE Quieren Tener La Razón?

personas discutiendo por querer tener la razon

Hay algo curioso que tienen muchas personas y que dificulta tremendamente sus relaciones con otras personas: la necesidad de tener siempre la razón.

Antes que la paz.

Antes que la felicidad.

Antes que el amor.

¿Por qué? ¿Por qué elegir algo que quita más de lo que da; algo que destruye más de lo que construye?

En este artículo, quiero enseñarte:

  • Por qué queremos tener siempre la razón.
  • Cómo abandonar la necesidad de tener siempre la razón.
  • Cómo tratar con una persona que siempre quiere tener la razón.
  • Cómo usar este conocimiento para mejorar tus relaciones personales.

Empecemos por la raíz del asunto…

Tabla de Contenidos

¿Por Qué Queremos Tener Siempre La Razón?

Porque hay una parte de nosotros que la necesita como un pez necesita el agua: nuestro…

el ego siempre quiere tener la razon

¿Y por qué necesita nuestro ego tener la razón?

Porque tiene miedo.

¿Y por qué tiene miedo?

Te explico cómo funciona este mecanismo tan inconsciente y arraigado que tenemos los seres humanos:

Nuestro ego deriva su sentido de identidad y valía (es decir, la idea de quién es y de qué tan importante es) de nuestros contenidos mentales (conocimientos, experiencias, creencias, opiniones, puntos de vista…) Cuando alguien pone en duda nuestros contenidos mentales (por ejemplo, haciéndonos ver que nuestro punto de vista es incorrecto), nuestro ego lo siente como una amenaza. Para él, un ataque a nuestros contenidos mentales es un ataque directo a su identidad y valía. Siente que ha sido disminuido ante los demás. Y eso le duele, y mucho. Y cree que teniendo la razón (defendiendo nuestros contenidos mentales) puede recuperar la identidad y valía que ha perdido.

Esto es lo que significa querer tener siempre la razón y el motivo por el que tantas personas luchan por conseguirla: porque quieren recuperar la identidad y valía que sienten que perdieron cuando sus contenidos mentales fueron puestos en duda.

Pero es todo una ilusión.

Porque hay otra parte de nosotros, mucho más profunda que el ego, que sabe que nuestra identidad y valía no tienen nada que ver con nuestros contenidos mentales, ni con lo que piensan los demás sobre nosotros, ni con nuestro físico, ni con nuestro pasado, ni con nuestros logros, ni con nada que el ego piensa que define quiénes somos y cuánto valemos.

¿Cómo Abandonar La Necesidad De Tener La Razón?

persona soltando un globo como quien suelta la necesidad de tener la razon

Ahora que entiendes de dónde viene la necesidad de tener la razón y que sabes que no es más que una ilusión (el sentimiento falso de que tu identidad y valía dependen de tus contenidos mentales), ¿qué puedes hacer para abandonar esa necesidad?

Observar 👀

Observa cada vez que sientas la necesidad de tener razón.

Observa la frustración, la ira, la impaciencia, cuando alguien contradice o pone en duda tus palabras. Observa tu corazón latir más deprisa, tu respiración agitarse, la tensión acumularse en tu cabeza, cuando alguien te hace ver que estás equivocado. Observa el daño que hace y lo mal que te hace sentir a ti y a los demás luchar por tener la razón.

En pocas palabras: observa la alteración en tu estado interno (en donde antes había paz, y en donde ahora hay agitación).

Si te sientes ofendida, disminuida o alterada de alguna manera cuando alguien expone un punto de vista contrario al tuyo (aunque sea de manera muy sutil), te has identificado con los contenidos de tu mente.

Es tu ego.

Dile “hola” 🙂

Y después:

Recuerda que las reacciones que estás experimentando en este momento proceden de patrones inconscientes de tu mente, que equivocarse no te define como persona ni te hace menos importante que los demás, y que tu valía no tiene nada que ver con que tengas o no tengas la razón.

Y recuerda que es tu ego el que te hace creer que es justo lo contrario.

Cuando te das cuenta de que es tu ego el que está operando cuando te sientes alterada por un comentario que te ha hecho otra persona, la necesidad de tener la razón se disuelve automáticamente.

Tener razón deja de ser algo importante para ti y descubres que (increíblemente) te sientes igual de bien tengas o no tengas la razón.

Y ahí es cuando recuperas eso que perdiste cuando empezaste a operar en “modo ego” y a luchar por tener la razón: paz 🙂

¿Cómo Tratar Con Una Persona Que Siempre Quiere Tener La Razón?

El primer paso para tratar con una persona que siempre quiere tener la razón es que tú mismo abandones la necesidad de tener la razón.

Si tú también luchas por tener la razón, entrarás en una pelea (de egos) con una persona que también lucha por tener la razón. Y en una pelea de egos, nadie quiere perder.

Y las cosas suelen salir bastante mal…

Por tanto, primero y antes que nada, observa en ti el impulso de querer tener la razón y recuerda todo lo que leíste más arriba.

La verdad, ese es el único consejo que necesitas saber: disolver en ti la necesidad de tener la razón, porque sin la tensión constante de querer tener la verdad, tratar con una persona difícil de tratar es algo que surge de manera espontánea.

Sin embargo, hay algo importante que quiero que tengas presente cuando te encuentres con una persona que lucha por tener la razón como quien lucha por salvar su vida:

Dalai Lama

Compasión.

La persona que está luchando contigo, está sufriendo.

Ha visto su identidad y su valía amenazadas, y está luchando por recuperarlas.

Y aunque reaccione con ira o muestre una expresión forzada de calma, está sufriendo.

Y detrás de ese sufrimiento, hay miedo.

Por tanto, empatiza con esa persona mirando más allá de la superficie; mirando el dolor que está detrás de su lucha y no contribuyendo a amplificar ese dolor.

Ofrécele tu compasión.

A medida que vayas desarrollando la capacidad de observar tanto tu estado interno como el de otras personas, dejarás de tomarte las reacciones de los demás tan en serio.

Entenderás que no se trata de algo personal y que no tiene nada que ver contigo, sino con el dolor que esa persona lleva por dentro.

Comprendiendo que alguien que lucha por tener la razón no te está hablando desde su parte más profunda, sino desde su ego, sabrás lo que hay que hacer o decir en cada momento.

Y será lo correcto.

Porque vendrá de un sentimiento de comprensión y compasión 🙂

Podrías sonreírle con cariño y decirle: “Está bien, vamos a dejarlo así”, o cambiar rápidamente de tema con soltura y amabilidad, o incluso cuestionarte si eres tú el que está equivocado.

¡O continuar debatiendo y defendiendo tu punto de vista! 🙂 (no hay nada de malo en ello, siempre que venga de un lugar de respeto y apreciación por la otra persona y no estés siendo controlado por tu ego).

En resumen:

Tratar con una persona que siempre quiere tener la razón empieza por uno mismo: identificando nuestra propia necesidad de tener la razón y abandonando esa necesidad, y continúa con el trato comprensivo y compasivo hacia la otra persona (que está sufriendo).

Cómo Usar Este Conocimiento Para Mejorar Tus Relaciones Personales

manos juntas como simbolo de relaciones personales saludables

¿Quién dirías que cae mejor a la gente: una persona que siempre tiene la razón pero que hunde a los demás por estar equivocados, o una persona que siempre se equivoca pero que lo acepta sin problemas y que trata a los demás con respeto y cariño?

La respuesta es obvia.

Con este ejemplo, ¿ves cómo tener la razón no te hace mejor ni peor que nadie? ¿Ves que, incluso, tener la razón con un mal carácter cae mucho peor (y la gente te aprecia menos) que no tener la razón pero hacerlo con un carácter sencillo, cariñoso y sin tomártelo tan en serio? ¿Que lo que realmente importa no es lo correcto que seas sino cómo tratas a los demás?

Entonces, ¿cómo mejorar tus relaciones personales con todo esto que has aprendido?

  • No siendo la persona que siempre lucha por tener la razón.
  • Observando la necesidad de tener la razón en ti, recordando que se trata de patrones inconscientes y (en último término), falsos, de tu ego, y abandonando esa necesidad.
  • Observando la necesidad de tener la razón en los demás y no convirtiéndoles en tus enemigos ni empezar a verles como inferiores de ninguna manera.
  • Tratando a los demás con respeto y compasión, independientemente de si tienen o no tienen la razón.

Si haces esto, te garantizo que tus relaciones personales mejorarán de forma drástica, y que no solo te sentirás mejor contigo misma, sino que la gente que trate contigo se sentirá mejor a tu lado 🙂

Construyamos Un Mundo Sin (Tanto) Ego

un corazon mostrando la ausencia de ego

El ego y la necesidad de tener la razón es lo que ha destruido tantas y tantas cosas en este mundo: amistades, matrimonios, familias, comunidades, organizaciones, países… y lo que ha llevado a tantas guerras, crueldades y sufrimiento.

Si queremos un mundo mejor, construyamos un mundo mejor.

No destruyamos las cosas dejándonos llevar por nuestro ego.

¿Y cómo podemos construir ese mundo?

Apreciando y respetando a los demás por el simple hecho de que son seres humanos, no porque nos den la razón o estén de acuerdo con nuestros puntos de vista. Reconociendo que todos, en último término, somos iguales y valemos lo mismo, sin importar si nos equivocamos o si cometemos errores. Y sabiendo que nuestra identidad y valía no dependen de cuántos conocimientos o experiencias hayamos acumulado en la vida, o de lo sólido que sean nuestras opiniones, o de nuestra religión, ideología, sexo, raza o cualquier otra de las miles cosas en las que el ego busca identificarse y darse un sentido de importancia.

Trabajando en identificar nuestra propia inconsciencia, contribuiremos a disolver la inconsciencia del mundo.

“Sé el cambio que quieres ver en el mundo” – Mahatma Ghandi.

Si necesitas ayuda personalizada con este tema, por favor visita mi servicio de sesiones uno a uno.

Suscríbete de forma completamente gratuita para aprender a:

  • Encontrar paz interior.
  • Observar, entender y calmar tu mente.
  • Aprender de tus pensamientos y emociones.
  • Prestar atención.
  • Vivir una vida consciente en el momento presente.
Carlos_Azuaje

Suscríbete para aprender a:

  • Encontrar paz interior.
  • Observar, entender y calmar tu mente.
  • Aprender de tus pensamientos y emociones.
  • Prestar atención.
  • Vivir una vida consciente en el momento presente.
Carlos_Azuaje

Comparte Este Artículo:

Si te gustó este artículo, considera compartirlo (por ejemplo, en tu página web, si tienes una). Si no lo haces, no pasa nada 🙂 Pero si lo haces, sabrás que me habrás ayudado mucho y te estaré enormemente agradecido 🙂🙏🏻

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on email
Share on twitter
Share on linkedin

Deja Un Comentario:

Más Artículos Interesantes Para Ti: