fbpx

Cómo Liberarte De La Voz (O Voces) Que Escuchas En Tu Cabeza

escuchar voces en la cabeza

Todo el mundo escucha voces en su cabeza.

Lo que varía es la frecuencia, la intensidad, y el tipo de mensajes que esas voces nos dicen a cada uno de nosotros.

Para algunas personas, las voces en su cabeza les dicen cosas muy malas, cosas que duelen mucho, cosas que sienten que no pueden soportar más…

Cosas como que no son suficientes, que han fracasado, que no son nadie o que nunca llegarán a ser nadie, o que nunca llegarán a ser felices y a vivir en paz.

Si es tu caso, no te preocupes.

Este artículo te ayudará a entender qué son esas voces que oyes en tu cabeza, cómo puedes callarlas, y cómo liberarte de su carga y experimentar la paz que un día perdiste.

(Y lo mejor de todo: es muy simple) 🙂

¿Cómo Surgió La Voz En La Cabeza?

Algunos expertos dicen que hace miles de años, cuando el hombre aún no había desarrollado el lenguaje y la capacidad de hablar, vivía en un estado de conexión profunda con la naturaleza.

Un estado de paz.

A medida que fue evolucionando y desarrollando su lenguaje, empezó a oír voces en su interior, creyendo que se trataba de dioses que le decían lo que tenía que hacer.

Poco a poco, fue perdiendo esa conexión con la naturaleza, y con esa conexión, la paz con la que vino al mundo…

¿Qué Es, Exactamente, La Voz En La Cabeza?

La voz en la cabeza es la mente no observada; la mente en modo automático. Falta de atención al momento presente. Inconsciencia.

Eso es prácticamente todo lo que necesitas saber.

¿Ah, sí?

Sí.

La mente siempre quiere saber más, adquirir más información, entender. Quiere saber de dónde vienen esas voces, qué significan y por qué están ahí.

Pero eso no te va a ayudar a callar las voces en tu cabeza y a encontrar paz.

¿Qué te puede ayudar?

Observar y aceptar.

Antes de explicarte cómo hacerlo, veamos un poquito cómo funciona la voz en nuestra cabeza.

Cómo Funciona La Voz En La Cabeza

que son las voces en la cabeza mecanismos

Imagina por un momento que entras al cine a ver una película.

De repente, te olvidas de que estás en una sala y piensas que, en lugar del espectador, eres el actor de la propia película.

¿No sería una locura?

Pues exactamente lo mismo hace la voz en tu cabeza contigo: te hace creer que eres ella.

Y hay dos formas principales en las que te puede hacer caer en esta ilusión:

La primera es a través de palabras y frases bien articuladas, como las que estás leyendo ahora mismo o las que podrías decirle a alguien con quien hablas.

Una especie de diálogo o conversación interna que se reproduce en tu cabeza.

La segunda (mucho más escurridiza y que requiere de mayor atención para poder detectar) es a través de “entidades abstractas”.

Entidades como sentimientos, emociones, sensaciones, e imágenes que se forman en tu mente.

Un ejemplo sería algo como: “Deberías estar haciendo [X]. No has hecho nada en todo el día. De hecho, no has hecho nada en mucho tiempo. Eres un vago y por eso no has conseguido nada en la vida”.

(Bastante duro, ¿no?)

Pero es un mensaje que se repite una y otra vez en las cabezas de muchas personas.

Esa «frase» en realidad no llega a tu mente de forma tan clara y verbalizada como lo que acabas de leer.

Llega más bien como una sensación de fondo, bastante incómoda, que si no te detienes a observar, puedes llegar a arrastrar por mucho tiempo.

En un primer momento, no eres capaz de articular esa sensación.

Pero puedes notarla.

Algo no se siente bien dentro ti.

Y cuando te detienes a investigar qué es, das con la frase que acabas de leer.

Y si vas un poquito más allá, llegas a descubrir qué es exactamente ese «[X]».

(Es difícil intentar expresar todo esto a través de palabras, precisamente porque se trata de «entidades abstractas» y no de palabras o frases verbalizadas con «sonido» en tu cabeza. Pero si en algún momento llegas a experimentar lo que acabo de describir, sabrás exactamente a lo que me refiero).

¿Cómo Liberarte De La Voz En Tu Cabeza?

callar y liberarte de las voces en tu cabeza

Te liberarás de la voz en tu cabeza cuando te des cuenta de una cosa muy importante: tú no eres esa voz.

Hasta que no lo hagas, seguirás creyendo (y sufriendo) todas las cosas malas que te dice.

Mira qué curioso, cuando dices «la voz en mi cabeza»:

¿Quién es ese «mi»? 🙂

Te estoy invitando a observar; el primer paso para liberarte de la voz en tu cabeza.

El Primer Paso Para Liberarte De La Voz En Tu Cabeza: Observar

La próxima vez que la voz en tu cabeza te envíe esos mensajes tan negativos (bien en forma de palabras/frases o en forma de «entidades abstractas»), haz lo siguiente:

  1. Detente.
  2. Observa lo que está ocurriendo dentro de ti. Presta mucha atención a los pensamientos, emociones, sentimientos o sensaciones que se encuentran dentro de ti en este momento.
  3. Cuando observes, hazlo «desde la distancia». No vas a observar «en primera persona» (es lo que llevas haciendo hasta ahora y lo que te ha causado tanto sufrimiento). Tampoco vas a observar «en segunda persona». Vas a observar «en tercera persona», con una actitud de neutralidad, sin juzgar lo que dicen esas voces, y sin pensar que no deberían estar ahí o que no deberías sentirte como te sientes. Sobre todo: observa sin creer que todo lo que te dicen esas voces es verdad.

Verás que eres capaz de observar la voz en tu cabeza sin mezclarte con ella.

Te darás cuenta de que esas voces no son más que meras fabricaciones mentales que se reproducen en automático.

Te darás cuenta de que tú eres el espectador de la película; no el actor 🙂

El Segundo Paso Para Liberarte De La Voz En Tu Cabeza: Aceptar

Una vez que has observado esas voces, acepta que están ahí.

Pero acéptalo completamente:

  • Sin desear que no estén ahí (porque ya están ahí, en tu cabeza).
  • Sin pensar que no deberías sentirte así o que no deberías tener esos pensamientos (porque ya te sientes así y, ahora mismo, estás teniendo esos pensamientos).
  • Sin querer entender por qué están esas voces ahí, de dónde provienen, o por qué te pasa todo lo que te está pasando.

Otra palabra para describir la acción de «aceptar» es rendirse: ríndete a la experiencia que estás teniendo en este momento, sin importar cómo sea esa experiencia.

Si observas tu mente «desde la distancia» (como un espectador) y aceptas las cosas tal y como son, experimentarás un cambio tremendo en tu estado mental y emocional.

Experimentarás paz.

Pruébalo 🙂

¿Qué Hacer Cuando La Voz En Tu Cabeza Vuelva A Tomar Posesión De Ti?

Es muy posible que olvides todo lo que acabas de leer y que caigas en el mismo estado de inconsciencia en el que te encontrabas antes: creer que eres la voz en tu cabeza.

Serías como el espectador de cine que sigue creyendo ser el actor, o como quien sueña pero no sabe que está soñando.

¿Pero cómo consigues que quien sueña se dé cuenta de que está soñando?

La realidad es que… no puedes. Esa persona tiene que darse cuenta por sí misma.

Pero hay algo que sí puedes hacer: usar pistas.

Hay personas que se entrenan para tener sueños lúcidos usando pistas que les indican que están soñando.

Un ejemplo es mirar a su reloj: si notan que ha pasado un tiempo y la hora aún no ha cambiado, saben que están soñando.

Si has visto la película Origen (“Inception” en inglés), recordarás algo similar: actores que utilizan tótems personales para indicarles que se encuentran dentro de un sueño.

De la misma manera, tú puedes usar pistas en tu vida diaria para reconocer que la voz en tu cabeza se ha activado, ha tomado posesión de ti, y te ha hecho creer (otra vez) que eres esa voz.

Te propongo 3 pistas:

  • Cada vez que experimentes cualquier tipo de emoción negativa (estrés, ansiedad, miedo, ira, depresión, inseguridad…)
  • Cada vez que te encuentres «dándole muchas vueltas en la cabeza» a algo.
  • Cada vez que te quejes (de las cosas, de los demás, de ti mismo…)

Cuando notes que te ocurre alguna de estas cosas, recuerda que se trata de una pista para observar la voz en tu cabeza.

Vuelve a los pasos sobre cómo observar esa voz.

No te olvides de aceptar.

Cuanto Tu Mente Está Calmada Y La Voz En Tu Cabeza Callada, Sientes Paz

Algunos de los mejores momentos de tu vida fueron esos en los que, aunque solo por un instante, tu mente se detuvo por completo y se quedó vacía.

Vacía de una voz en tu cabeza.

Recuerda, por ejemplo, cuando contemplaste algo hermoso en la naturaleza: quizás una puesta de sol, una flor, o pájaros volando por el cielo.

Sentiste una gran paz interior (aunque solo fuese por un momento).

¿Notaste que dejaste de pensar en ese momento? ¿Que no había ninguna charla mental en tu cabeza? ¿Que no existía ningún pensamiento?

Conectaste con quien realmente eres.

Hice el siguiente vídeo para ti, con el deseo de ayudarte a calmar tu mente y a conectar con tu ser más interior, una vez más 🙂

Solo dos cosas antes de que lo veas:

  1. Amplíalo para ver todo el texto.
  2. Cuando no haya texto en el vídeo, respira. Profundamente. Y simplemente, siente 🙂

Observar Y Aceptar: Eso Es Todo Lo Que Necesitas

Sí, para «callar» esas voces en tu cabeza (si te das cuenta, en realidad no las «callas»; simplemente permites que hablen 🙂), lo único que te hace falta es observar y aceptar.

Eso es lo que te liberará de la tortura de tus voces y lo que te devolverá la paz que un día perdiste (el día en que empezaste a creer en todo lo que te decían…)

«Nothing can harm you as much as your own unguarded thoughts» – Buddha

Comparte

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

Comenta

Sesiones Uno A Uno Para Vivir Mejor

Hablemos de tú a tú...
... y permíteme ayudarte.
Primera sesión gratis 🙂