La Voz En La Cabeza

Tres estatuas pequeñas tapándose los ojos, los oídos y la boca

Si te gusta este artículo, por favor considera compartirlo en tu página web, redes sociales, por email, o incluso enviándole un WhatsApp a alguien a quien creas que pueda interesarle. Haciéndolo, me estarás ayudando muchísimo y te estaré enormemente agradecido 🙂🙏🏻

Si has notado que escuchas una voz en tu cabeza que no para de hablar, una voz que te dice cosas malas o que te dice lo que tienes que hacer, una voz que te preocupa, que no sabes de dónde viene y que quieres dejar de oír de una vez…

No estás solo/a 🙂

Quiero que sepas algo muy importante: todo el mundo escucha una voz en su cabeza.

Eso es, todo el mundo: niños, adolescentes, adultos, personas mayores… Lo que varía es el tipo, la intensidad, la frecuencia, los mensajes, y (muy importantemente) el grado de identificación y la atención que se le da a esa voz o voces que escuchamos en nuestras cabezas.

¿No lo crees? Presta atención mientras lees estas palabras…

¿No escuchas algo que se parece a una voz en tu cabeza que da sonido a las palabras que lees? 🙂

Bien, pues ahí tienes un ejemplo de que todos escuchamos una voz en la cabeza.

Pero no es el único: cada vez que pensamos para nuestros adentros y nos hablamos a nosotros mismos, cada vez que nos quejamos mentalmente sobre las cosas, o cada vez que practicamos lo que vamos a decirle a alguien (o lo que le pudimos haber dicho pero que no le dijimos), estamos escuchando una voz en nuestra cabeza.

Una voz que interpreta, comenta y juzga prácticamente todo lo que experimentamos.

Una voz que, fundamentalmente, es negativa.

Pero es posible que hayas venido a este artículo porque escuchas otro tipo de voces: unas voces algo más serias que te dan miedo y que no sabes cómo dejar de escuchar.

Pues sigue leyendo, porque sea cual sea tu caso:

En este artículo, te ayudaré a entender por qué escuchas una voz en tu cabeza, por qué no debes preocuparte tanto por ello, y qué puedes hacer para volver a estar en paz y dejar de sufrir su tormento.

¡Oh! Y no te sientas mal porque tú o un familiar o amigo tuyo esté pasando por esto: tan solo tienes que leer la sección de comentarios de este artículo y creerme cuando te digo que muchas personas me contactan por privado por este tema para recordar que escuchar voces en la cabeza es algo muy común por lo que no debes avergonzarte.

Empecemos 🙂

(Nota: cuando digo “la voz en la cabeza”, también me refiero a las voces en la cabeza: una persona puede oír una voz en su cabeza mientras que otra puede oír varias voces, por lo que en este artículo uso el singular y el plural de manera intercambiable).

Contenidos

¿Por Qué Tenemos Una Voz En La Cabeza?

Algunos expertos sostienen que, hace miles de años, cuando el hombre aún no había desarrollado el lenguaje y la capacidad de hablar, vivía en un estado de conexión profunda con la naturaleza.

Un estado de paz.

A medida que fue evolucionando y desarrollando el lenguaje, empezó a oír voces en su cabeza, creyendo que se trataba de dioses que le decían lo que tenía que hacer.

Esto marcó el inicio de un complejo proceso evolutivo que originó lo que hoy llamamos “mente”: una especie de entidad autónoma capaz de crear representaciones de la realidad en forma de imágenes y demás tipos de construcciones (como sonidos o voces en la cabeza).

La mente empezó a hacer esto, por así decirlo, “sin nuestro permiso”: es decir, sin un control consciente por nuestra parte (como cuando piensas, recuerdas o escuchas algo en tu cabeza sin tú haber decidido de manera consciente que eso esté ahí).

De esta manera (dicen algunos expertos), el hombre empezó a perder esa conexión profunda que tenía con la naturaleza. Y con esa conexión profunda, la paz con la que vino al mundo…

Bien, no hace falta que creas esta teoría. Lo importante es que tengas presente que, en algún momento de nuestra evolución como seres humanos, empezamos a escuchar voces que sonaban en nuestro interior.

Se puede decir, entonces, que tenemos una voz en la cabeza simplemente porque forma parte del funcionamiento de nuestra mente y de nuestro proceso evolutivo como seres humanos.

¿Qué Significa Escuchar Voces En La Cabeza?

Bien, a un nivel:

Escuchar voces en la cabeza no es más que la actividad de nuestra propia mente: una de las facultades del pensamiento y la capacidad de crear representaciones mentales de la realidad y de dar significado a nuestra experiencia.

Un ejemplo, como ya has visto más arriba, es cuando te hablas a ti mismo/a: muchas veces, cuando piensas, tu mente genera palabras y frases que escuchas en tu cabeza y se establece una especie de diálogo interno contigo mismo/a.

No hay nada de malo en esto: tan solo se trata de una característica natural de nuestra mente.

Pero a otro nivel, uno más serio y delicado que preocupa a muchas personas (y, quizás, la razón por la que diste con este artículo):

Escuchar voces en la cabeza es consecuencia de no saber quiénes somos en realidad. De no tener la capacidad de observar nuestra mente en acción, dejando que opere en “modo automático” y que haga cosas “sin nuestro permiso”. En otras palabras: escuchar voces en la cabeza proviene de la inconsciencia.

No te ofendas por lo que acabas de leer: la inconsciencia es algo con lo que todos los seres humanos de este planeta hemos crecido.

Ahora puede que incluso tengas más preguntas que respuestas, como qué quiero decir con no saber quiénes somos en realidad y/o qué hacer entonces con esta mente que actúa en modo automático y sin nuestro permiso.

Bien, vamos a ello… 🙂

Cómo Opera La Voz En La Cabeza

como funciona la voz en la cabeza

Cuando no somos realmente conscientes de nuestra experiencia, hay dos formas en las que podemos sentir que escuchamos una voz en nuestra cabeza:

  1. Creer que nosotros somos esa voz.
  2. Creer que la voz que oímos viene de una persona, un espíritu, o un ente externo a nosotros.

Para ilustrar el primer caso, imagina lo siguiente: estás viendo una película en el cine en la que hay un narrador que cuenta lo que está pasando. Estás tan metido en la película que te olvidas por completo de quién eres y empiezas a creer que eres el narrador.

Aquí, has confundido tu identidad con la del narrador. Es decir, te has identificado con él.

Pues bien, esto es exactamente lo que ocurre cuando te identificas con la voz en tu cabeza: empiezas a creer que tú eres esa voz. La voz que interpreta, comenta y juzga prácticamente todo lo que experimentas.

Si la voz dice:

  • “Deberías estar trabajando; estás perdiendo el tiempo”.
  • “Mi cara y mi cuerpo son feos; no le gusto a nadie”.
  • “Si tan solo tuviera un poco más de dinero…”
  • “Se va a enterar la próxima vez que le vea por todo lo que me ha hecho”.
  • “¿Cómo pudo traicionarme mi mejor amiga?”

Tú crees que eres la voz que dice todas estas cosas.

No eres consciente de que te has identificado con la voz en tu cabeza y, por tanto, se puede decir que has caído en un estado de inconsciencia.

Ahora, para ilustrar la otra forma en la que sentimos que oímos una voz en la cabeza cuando no somos realmente conscientes de nuestra experiencia, imagina el siguiente escenario: te encuentras en un lugar que produce mucho eco, pero ese lugar tiene una particularidad que desconoces: cada vez que se emite un sonido, ese sonido regresa en forma de un eco especial que tiene mucha distorsión por los materiales con los que está construido el lugar y por la forma que tiene ese lugar en sí. Por esto, resulta muy difícil reconocer que el eco que se oye después de emitir un sonido es en realidad ese mismo sonido, solo que bastante más distorsionado.

Decides gritar para probar el eco del nuevo lugar que has encontrado, pero te asustas al descubrir que el grito que escuchas no se parece en nada a tu voz. Piensas que el grito que escuchaste vino de otra persona o incluso de un espíritu que estaba merodeando por ahí.

Cuando no era más que el eco de tu propia voz… 🙂

Este ejemplo sirve para ilustrarte lo que ocurre cuando crees que las voces que escuchas en tu cabeza vienen de un sitio externo a ti (como una persona, un espíritu, o un ente): en este caso, no te das cuenta de que es tu propia mente la que produce estas voces.

¿Cómo Liberarte De La Voz En Tu Cabeza?

como dejar de escuchar y liberarse de las voces en la cabeza

Para liberarte de la voz en tu cabeza, debes darte cuenta de que tú no eres esa voz o (si es tu caso) de que la voz que escuchas no es más que el producto de tu propia mente.

¿Y cómo puedes darte cuenta de esto?

Observando 👀

Observa, por ejemplo, cuando dices: “Hay una voz en mi cabeza”.

¿Quién dice que hay una voz en tu cabeza? Hay algo ahí que nota que hay una voz en tu cabeza, ¿no? Bien, pues ¿qué o quién es ese algo?

Eres tú, por supuesto 🙂

La consciencia que observa esa voz 🙂

Por tanto, la próxima vez que escuches una voz en tu cabeza, detente y presta mucha atención. Observa lo que está ocurriendo dentro de ti y no lo juzgues, por ejemplo pensando que no deberías oír una voz en tu cabeza o que está mal oír esa voz. Acepta que la voz ya está ahí, sin desear que se vaya, y simplemente obsérvala. Y además de observar la voz, observa eso que está observando a la vez y recuerda que eres tú: la consciencia que es consciente de que hay una voz en tu cabeza; no la voz en sí misma.

Esta práctica te ayudará a desidentificarte con la voz en tu cabeza y a recordarte quién eres en realidad (la consciencia que observa y no la actividad de tu mente).

Cuando pasas de identificarte con la voz en tu cabeza y/o de prestar demasiada atención a esa voz que oyes, es como si hubieras dado un paso hacia atrás y tú estuvieras “aquí” y la voz en tu cabeza estuviera “ahí”: empiezas a darte cuenta de que esa voz no es más que la actividad de tu propia mente y de que tú puedes observar esa actividad, por así decirlo, “desde la distancia”.

Es algo genial de experimentar 🙂

Es una liberación 🙂

La Importancia Del Momento Presente

Algunos de los mejores momentos de tu vida fueron aquéllos en los que, aunque solo fuese por un instante, tu mente se detuvo por completo y se quedó vacía.

Vacía de contenido; vacía de una voz en tu cabeza.

Recuerda, por ejemplo, cuando contemplaste algo hermoso en la naturaleza: quizás una puesta de sol, una flor, o pájaros volando por el cielo: sentiste una profunda paz interior, aunque solo fuese por un instante.

¿Notaste que dejaste de pensar en ese momento? ¿Que no había ninguna charla mental en tu cabeza? ¿Que no había una voz?

En ese momento, estabas plenamente en el momento presente; en “el aquí y ahora”.

Este es un mensaje muy importante para todos aquéllos que estén atormentados y cansados de oír una o varias voces en su cabeza: prestar mucha atención al momento presente.

¿Por qué?

Porque al hacerlo, restas atención a las voces que oyes y esas voces empiezan a desaparecer (o, al menos, a ser menos intensas).

Para darte un pequeño “sabor” de lo que significa y de cómo se siente estar plenamente en el momento presente, hice el siguiente vídeo para ti. Si le dedicas atención, este vídeo te ayudará a calmar tu mente y te hará conectar con una realidad profunda dentro de ti que siempre está a tu disposición 🙂

Un par de consejos antes de que lo veas:

  1. Amplíalo para que puedas ver todo el texto.
  2. Cuando no haya texto, simplemente presta atención a tu respiración y siente tu cuerpo. No pienses sobre ello; solo siente 🙂

Observa, Acepta, Y No Creas Todo Lo Que Dice La Voz En Tu Cabeza

Para dejar de sufrir el tormento de la voz que oyes en tu cabeza, tan solo debes prestar atención y observar esa voz, reconociéndote a ti mismo/a como la consciencia que observa la actividad de tu propia mente. Cuando lo hagas, debes aceptar plenamente que esa voz esta ahí (simplemente porque ya está ahí y cualquier resistencia a lo que ya es solo crea más sufrimiento). Finalmente, debes recordar que no tienes por qué creer todo lo que dice la voz en tu cabeza porque, si miras bien de cerca, te darás cuenta de que la gran mayoría de las cosas que dice, en realidad, no son verdad.

Estas prácticas te ayudarán a liberarte de la tortura mental a la que la voz en tu cabeza te ha sometido durante tanto tiempo y te devolverá a un estado de paz profundo que es tu propia naturaleza 🙂

“Nothing can harm you as much as your own unguarded thoughts” – Buddha.

Si necesitas ayuda personalizada con este tema, por favor visita mi servicio de sesiones uno a uno. ¡Estaré encantado de ayudarte! 🙂🙏🏻

Suscríbete de forma completamente gratuita para aprender a:

  • Encontrar paz interior.
  • Observar, entender, y calmar tu mente.
  • Aprender de tus pensamientos y emociones.
  • Prestar atención al momento presente.
  • Vivir una vida mucho más consciente y feliz.
Carlos_Azuaje

Suscríbete a mi lista de email de forma completamente gratuita para aprender a:

Encontrar paz interior.

Observar, entender, y calmar tu mente.

Aprender de tus pensamientos y emociones.

Prestar atención al momento presente.

Vivir una vida mucho más consciente y feliz.

Carlos_Azuaje

Comparte Este Artículo:

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on email
Share on twitter
Share on linkedin

Deja Un Comentario:

Más Artículos Interesantes Para Ti: